Keep on the Shadowfell

Hace mucho, los soldados de Nerath construyeron una imponente fortaleza sobre una grieta conectada al Páramo Sombrío, con el objetivo de custodiarla. El viejo alcázar ahora yace en ruinas, y una nueva generación de sectarios de Orcus se ha establecido en ella. Desean deshacer el sello mágico de la grieta, abriendo así la puerta a incontables horrores y a hordas de muertos vivientes.

Los habitantes de Winterhaven se mantienen alejados del lugar, las antiguas ruinas siempre generan una sensación inquietante, junto con un aire de misterio y recuerdos persistentes. Algunos dicen que el lugar está embrujado, otros temen los rumores sobre una banda de goblins habitando el lugar. Sea cual fuere la razón detrás de su soledad, un hecho es claro: dos décadas después de la caída del imperio de Nerath, la fortaleza fue abandonada a su suerte.

El camino que lleva a este lugar es arduo, actualmente pocos viajeros lo usan y nadie se ocupa de mantenerlo despejado. Esto ha generado que esté cubierto de pasto, helechos, y pequeños árboles. La fortaleza no está en mejor estado, se puede observar evindencia de su destrucción al acercarse a las abandonadas ruinas.

Entrada - Keep on the Shadowfell

La historia de la Fortaleza del Páramo Sombrío

Fue en una espeluznante noche hace aproximadamente 80 años que el comandante de la guarnición, Sir Keegan, puso en movimiento los planes que llevaron a la caída de la fortaleza. Existen varias teorías sobre lo que pasó, puede que la maligna influencia generada por la grieta al Páramo Sombrío haya sido demasiado fuerte para resistir, o tal vez Sir Keegan fuese un demente bajo las ordenes de criaturas demoníacas. Sea como fuere, al caer la noche de ese fatídico día, Sir Keegan empezó a asesinar sistemáticamente a cada residente del alcázar. Su propia esposa e hijo fueron los primeros en caer bajo su espada, luego sus confiables asesores, y finalmente muchos de los soldados bajo su mando. Sir Keegan era demasiado hábil como para ser derrotado por cualquiera de sus guerreros, pero eventualmente la guarnición logró responder con una defensa organizada. Aunque muchos valientes soldados murieron, consiguieron acorralar al demente caballero en los pasillos inferiores del alcázar donde finalmente lo derrotaron.

La fortaleza fue célebre durante un tiempo, como uno de los últimos bastiones del imperio caído, pero no había nadie que se hiciera cargo del lugar. Entonces fue abandonada, temida por un tiempo, y eventualmente olvidada. Años más tarde, un terremoto colapsó las torres superiores y las murallas, convirtiendo el lugar en una ruina.

Los rumores persisten sobre grandiosos tesoros enterrados en su interior, pero muy pocos se han atrevido a explorar sus pasillos durante los años. Se dice que el espíritu de Sir Keegan aún vaga por las ruinas, lamentándose por las tragedias de su vida. Entre la gente de Winterhaven, la sola meción del lugar es considerada mala suerte por muchos de los granjeros y aldeanos.

La verdadera historia 1

Las leyendas de la Fortaleza del Páramo Sombrío, descritas anteriormente, son conocidas por un puñado de sabios y eruditos en esta era de oscuridad. La verdad es mucho más trágica. Aunque la grieta al Páramo Sombrío permanecía sellada, las siniestras criaturas del otro lado aún ejercían su maligna influencia. Sir Keegan fue un honorable paladín, sin embargo incluso su dedicación fue lentalmente derrumbandose bajo los susurros enloquecedores de los esbirros de Orcus que se encontraban del otro lado de la grieta. Cuando su mente se quebró, sufrió delirios paranoicos en los que vio a toda la gente de la fortaleza como espías complotando para reabrir la grieta. Sin embargo, Sir Keegan no fue eliminado por los soldados de la fortaleza. Gravemente herido, escapó por los profundos pasillos inferiores y se escondió. Recobró sus sentidos mientras descansaba y atendía sus heridas. Devastado por el remordimiento, se dirigió a una antigua tumba ubicada cerca de un pequeño santuario y, en lugar de vivir con la culpa, bebió un vial de veneno. Su espíritu permaneció a la espera de un campeón que redimiera su memoria y completara su misión: mantener protegido el sello para evitar que se abriera un portal hacia el Páramo Sombrío.


1 Esta información fue recuperada de los archivos de Valthrun El Profeta, y completada con los relatos de un grupo de valientes aventureros que desafiaron al culto que residía en la fortaleza.

Keep on the Shadowfell

Las Crónicas del Valle del Nentir sandman