El Mundo

The World

El mundo es un lugar en el centro del cosmos, un lugar creado, un lugar primordial, un espacio en medio del resto. En el comienzo, los Primordiales usaron la energía pura de la creación para darle forma al mundo, generando espontáneamente sus contrapartidas: el Plano Feérico y el Páramo Sombrío. Luego se incorporaron los Dioses, provocando una guerra que eventualmente ganarían. Y mientras los fuegos de la creación y la guerra celestial disminuían, los dioses se dividieron la autoridad sobre el mundo.

Lo que tenían era un mundo de marcados contrastes y salvaje belleza. El brillante ojo del sol iluminó el mundo por un tiempo, eventualmente dando paso a un cielo estrellado y a la suave cara de la luna. Las montañas se convirtieron en llanuras, y la tierra se abrió hacia los mares. Grandiosos bosques cubrieron territorios desde horizonte a horizonte. El toque salvaje de la creación persiste en colinas que flotan por los aires, en grandes desiertos llenos de lava, y en feroces tormentas que aparecen en un instante, solo para desvanecerse momentos después.

Algunas de estas bizarras ocurrencias existen gracias a la naturaleza permeable del mundo. Otros planos tocan el mundo aquí y allá influenciando todo, desde la flora a la fauna, hasta el clima y el ciclo del día y de la noche. Allí donde el velo entre los planos es delgado, las criaturas pueden entrar o salir de este mundo.

Numerosas razas nacieron y contiuan viviendo en este maravilloso y desenfrenado lugar. En los primeros días, las más poderosas entre ellas gobernaron. Se levantaron imperios basados en el poder de los gigantes, los dragones, y hasta de los diablos, pero entraron en guerra y eventualmente cayeron, dejando ruinas y un mundo cambiado detrás. Más tarde, aparecieron reinos creados por mortales, solo para ser devorados por la oscuridad de la noche. El reflujo del progreso dejó su marca en el mundo, junto con pueblos y asentamientos esparcidos.

Donde la civilización falló, quedaron huellas. Las ruinas visten el mundo, ocultas bajo el eterno manto de la naturaleza salvaje, albergando horrores inimaginables y secretos perdidos. Aún subsiste parte de la antigua magia de la creación en estos lugares, pero nadie sabe de su presencia ni cómo utilizarla. La gente común se mantiene alejada de estas ruinas, temen por los horrores que podrían encontrarse allí.

Este tipo de gente vive en los otros remanentes de los imperios caídos. Ciudades y pueblos aún están en pie, donde los habitantes viven, trabajan, y buscan refugio de los peligros del mundo. Nuevas comunidades surgen donde los ozados conquistan territorios, pero pocos se alejan demasiado. El comercio y los viajes aún existen, pero estas son las esferas de audaces comerciantes, valientes almas, y de los desesperados. Las tierras son tensas y peligrosas, monstruos y eventos extraños son frecuentes cerca de los asentamientos. Afortunadamente, incluso las pequeñas villas poseen individuos capaces como para defenderse.

Lands

La magia existe en los planos y en el mundo de la misma manera que el aire llena los cielos. La gente normal cree en la magia y la acepta. Se benefician del mago protector que ahuyenta espíritus malignos, de la mujer sabia que con sus talentos crea curas efectivas a partir de hierbas, y de la capacidad de los sacerdotes para bendecir sus cosechas.

Al igual que estos adeptos, los guerreros se han extendido lo suficiente como para que la mayoría de las aldeas posean adecuada protección de las amenazas diarias. Muchas de las habilidades de estos soldados provienen de los ejércitos de antiguos reinos, mientras que otros continúan con tradiciones marciales que han permanecido desde tiempos inmemoriales. Aún así, hay otros que combinan lo viejo con lo nuevo, o simplemente aprenden a pelear según dicta la necesidad, creando sus propios estilos.

Individuos realmente excepcionales, sin embargo, son más escasos que los anteriores. Unos pocos dominan sus artes en formas que superan las necesidades para sobrevivir o simplemente protegerse. Para bien o para mal, estos sujetos se alzan para obtener más de lo que cualquier persona mundana se atrevería. Algunos incluso se convierten en leyendas.

El Mundo

Las Crónicas del Valle del Nentir sandman