Controversias

Controversias

Críticas a los juegos de rol

A lo largo del tiempo, y según crecía la popularidad de los juegos de rol, no faltaban voces que lanzaran críticas en su contra.

Con sucesos puntuales que tenían como trasfondo un juego de rol (como el asesinato en el barrio de Manoteras de Madrid, en 1994, de un empleado de limpieza a manos de dos jóvenes que habían ideado su propio juego de rol, u otro asesinato en Santander en 2002 en el que, presumiblemente, había un juego de rol como móvil del crimen), algunos periodistas no han dudado en adjudicarle a los juegos de rol un ambiente delictivo, tildando en reiteradas ocasiones a los jugadores de rol como peligrosos.

Por ello, algunos editores de manuales de rol se han visto obligados a incluír en sus libros una advertencia bastante clara en la que se indica al lector que sólo debe jugar rol si se sabe separar bien el juego de la vida real. Este es un ejemplo:

Vampiro - Advertencia
Advertencia que figura al comienzo del libro de rol de Vampiro: La Mascarada.

Objeciones religiosas

Durante varios años en la historia, Dungeons & Dragons ha recibido publicidad negativa por haber sido asociado con prácticas demoníacas, brujería, suicidios, y asesinatos. En la década de 1980 especialmente, algunos grupos religiosos acusaron al juego de alentar la hechicería y la demonología. Durante la historia de los juegos de rol, muchas de estas críticas fueron apuntadas específicamente a Dungeons & Dragons, aunque de forma más general al género de los juegos de rol de fantasía.

Dark Dungeons

El concepto de D&D como algo “demoníaco” fue también relacionado con el concepto de “rituales satánicos”, dado que en ambos se presume la existencia de grandes cultos y sociedades secretas organizadas. Fuentes como el famoso extracto Dark Dungeons, de Chick Publications (editorial que publica extractos evangélicos cortos en formato de historieta), retrata a D&D como una herramienta de reclutamiento para estas organizaciones.

Dark Dungeons

En el extracto publicado por Jack Chick, cuando uno de los personajes del juego muere, la otra jugadora le dice: “Marcie, vete de aquí! ESTÁS MUERTA! No existes más”. Luego, la directora de juego le dice a la jugadora superviviente que le enseñará cómo realizar hechizos reales, afirmandole que el sistema de magia utilizado en D&D ya la había estado preparando para la hechicería de verdad. El lector luego ve un mundo secreto de hechicería y brujería; Debbie empieza a realizar hechizos reales y con estos poderes mágicos logra ejercer control mental sobre su padre. A continuación su amiga Marcie se suicida debido a la muerte de su personaje. La directora de juego le dice a Debbie que el juego y su personaje son más importantes que la vida real. Luego, un evangelista consuela a Debbie, diciéndole que en realidad es Jesús el más importante. Después de ir a una reunión en la iglesia, Debbie se convierte con entusiasmo y asiste a una quema de libros de material relacionado con D&D, en la cual el predicador denomina al juego como “la inmundicia de Satán” y poseído por “fuerzas demoníacas”.

Chick afirmó que John Todd (un conocido ocultista y teórico de conspiraciones) le había dicho que C.S.Lewis y J.R.R.Tolkien, ambos conocidos Cristianos, eran satanistas, por lo que el extracto original advertía a los lectores acerca de estos autores. Estas advertencias fueron quitadas de las subsiguientes impresiones así como también de la versión electrónica publicada en el website de Chick.

Patricia Pulling

Patricia Pulling

Patricia Pulling fue una defensora de las prácticas anti-ocultistas en Richmond, Virginia, y fue la fundadora de Bothered About Dungeons & Dragons (BADD). Siendo su única integrante, se dedicó a la eliminación de Dungeons & Dragons y juegos similares entre 1982 (año en que su hijo Irving se suicidó) y 1997 (año en que ella falleció). Su hijo jugaba D&D, lo que la llevó a entablar una demanda por muerte injusta en contra de Robert A. Bracey III, director del colegio a donde él asistía, haciéndolo responsable por lo que ella consideraba era una “maldición puesta en hijo por Dungeons & Dragons” antes de morir. También demandó a TSR Inc., la empresa que publicaba el juego en esa época.

Cuando sus demandas fueron rechazadas, fundó BADD y comenzó a publicar información para distribuír sus creencias de que D&D alentaba la adoración demoníaca y el suicidio. BADD describió a D&D como “un juego de rol de fantasía que utiliza demonología, brujería, voodoo, asesinato, violación, blasfemia, suicidio, demencia, perversiones sexuales, homosexualidad, prostitución, rituales satánicos, apuestas, barbarie, canibalismo, sadismo, profanación, invocación demoníaca, necromancia, adivinación y otras enseñanzas similares”.

Todas sus demandas relacionadas con los juegos de rol fueron rechazadas.

Bill Schnoebelen

Los artículos de Schnoebelen

Chick Publications también publicó dos artículos de Bill Schnoebelen:

Publicados hace casi una década, estos ensayos describen a D&D como una herramienta utilizada por grupos satánicos y New Age para introducir conceptos y comportamientos que están vistos como contrarios a las enseñanzas católicas y de moralidad.

El primer artículo, que citaba a Patricia Pulling como fuente, resume a D&D como “un programa que alimenta el ocultismo y la brujería, que violan el mandato I Ts. 5:22 “Abstente de todo aspecto del mal”. Continuaba sugiriendo que los rituales descritos durante el juego eran capaces de invocar demonios y causar otros efectos en el mundo real, aunque los libros no describían los detalles de la mecánica para ningún hechizo o ritual.
También sacaba elementos de los libros fuera de contexto, por ejemplo afirmaba lo siguiente: “la Guía del Dungeon Master brinda al célebre Adolf Hitler como un ejemplo de la historia real de una persona con carisma para D&D!”. Si bien técnicamente es verdad que fue utilizado como ejemplo, el libro nunca sugiere que Hitler sea una persona célebre, ni tampoco que sea un modelo aceptable para un personaje de D&D. El pasaje en el libro (Dungeon Master’s Guide 1st Edition, p. 15) tiene como intención distinguir el atributo de D&D llamado “Charisma” de la belleza física. Cita a Julio César, Napoleón Bonaparte y Adolf Hitler como ejemplos de individuos que no eran notablemente atractivos, pero tenían un alto grado de persuasión y magnetismo personal, y por lo tanto tendrían una alta puntuación de carisma dentro del sistema del juego.

Hitler and D&D

Cabe destacar que no existe ninguna conexión en D&D entre el carisma y el hecho de que un personaje sea bueno o malo, ya que esa característica es parte de un atributo diferente en el juego: el Alineamiento (Alignment).

El segundo artículo toma un acercamiento más sutil, se focaliza en establecer un contraste entre la visión Cristiana del mundo y la visión fantástica de Dungeons & Dragons, sugiriendo que “estar expuesto a todas estas ideas de magia al punto que el juego lo requiere no puede sino tener un impacto significativo en la mente de sus jugadores”.

Tracy Hickman

Los artículos de Hickman

Tracy Hickman, autor de material para Dungeons & Dragons y practicante Mormón, ha escrito muchos artículos sobre la ética de D&D desde un punto de vista Teísta. Su artículo Ethics in Fantasy: Morality and D&D / Part 1: That Evil Game! detalla algunas preocupaciones y prejuicios asociados a D&D en esos aspectos, aunque también destaca que tanto jugadores como no jugadores encuentran obstáculos al debatir sobre estos temas.

La reacción de TSR

La controversia llevó a TSR (Tactical Studies Rules) a quitar las referencias a demonios, diablos, y otras criaturas sobrenaturales potencialmente controversiales de la 2da Edición de AD&D. Esas referencias fueron reemplazadas con los tanar’ri y los baatezu.
Muchas de estas referencias no fueron reincorporadas al juego hasta la publicación de la 3ra Edición de D&D, en el año 2000. De hecho, varios productos de la 3ra Ed. han referenciado a demonios y a la adoración satánica de manera mucho más explícita que los materiales de ediciones previas; sin embargo, las relaciones y las interacciones con estas criaturas están explícitamente indicadas como malignas.
Los manuales más “extremos”, específicamente el Libro de Oscuridad Vil (Book of Vile Darkness) y el Libro de Obras Elevadas (Book of Exalted Deeds), contienen la indicación “Sólo Para Adultos” en la portada, y una nota del autor al comienzo del libro con aclaraciones acerca del contenido.

Book of Vile Darkness Book of Exalted Deeds
Libro de Oscuridad Vil Libro de Obras Elevadas
Libro de Oscuridad Vil - Nota del Autor Libro de Obras Elevadas - Nota del Autor
Nota del Autor (Monte Cook) Nota del Autor (James Wyatt)

Impactos psicológicos

Dungeons & Dragons también ha estado plagado de rumores de generar problemas psicológicos en sus jugadores desde principios de la década de 1980. Entre estos rumores se puede mencionar la dificultad de los jugadores de separar la fantasía de la realidad, llevando incluso a la esquizofrenia y al suicidio.

El caso Dallas Egbert III

James Dallas Egbert III (1962 – 1980), fue un estudiante de la Universidad del Estado de Michigan cuya desaparición en los túneles de ventilación de la universidad fue incorrectamente atribuida al juego de rol Dungeons & Dragons (D&D). Dallas Egbert III

Efectivamente, Dallas Egbert jugaba D&D, pero posteriormente se reveló que su desaparición no estaba relacionada con el juego. Con 16 años de edad, Dallas era un prodigio informático que sufría una severa depresión clínica debido a la intensa presión académica de sus padres. Además, debido a su joven edad y su avanzada inteligencia, había tenido dificultades para tener amigos en el campus universitario. El 15 de agosto de 1979 Dallas Egbert entró en los túneles de ventilación de la universidad con una botella de methaqualone (droga sedante-hipnótica) para suicidarse. Este intento no tuvo éxito y cuando despertó al día siguiente se escondió en la casa de un amigo.

La búsqueda organizada de Dallas Egbert se inició después de que el periódico The State News (el periódico universitario de la Universidad de Michigan) publicara la noticia de su desaparición en Case Hall (una residencia de estudiantes) en un artículo escrito por Michael Stuart. Los padres de Egbert contrataron para encontrar a su Private Investigator William Dear hijo al investigador privado William Dear. El detective Dear no sabía nada sobre Dungeons & Dragons en aquel momento. Interrogó a algunos amigos de Egbert que sabían tan poco como él, ya que Egbert nunca había jugador rol en la Universidad de Michigan. Debido al preocupante giro que estaba tomando el caso (Dear sospechaba que Egbert había sido secuestrado), y para evitar la intromisión de los medios de comunicación, Dear declaró que Egbert se había perdido en los túneles de ventilación de la universidad jugando a una versión de rol en vivo de D&D (una de sus primeras teorías que había descartado anteriormente como poco probable). La búsqueda de Egbert continuó sin éxito durante varias semanas.

Tras su fallido intento de suicidio, Egbert se escondió en casa de varios conocidos. A medida que la preocupación por su desaparición se extendía, varias de las personas con las que Egbert se había escondido le pidieron que se marchara, temiendo tener problemas con la justicia. Finalmente Egbert se marchó a Nueva Orleáns, donde intentó suicidarse de nuevo, en esta ocasión con cianuro, pero este intento también falló. Se trasladó a Morgan City, Luisiana, y encontró un trabajo en una refinería de petróleo.

Cuatro días después de encontrar este trabajo, Egbert llamó al detective Dear y le reveló que estaba escondido en Morgan City. Dear viajó a Luisiana y encontró a Egbert, quien le reveló los verdaderos motivos de su huída y le pidió que guardara silencio para no avergonzar a su familia. El detective Dear aceptó y llevó al chico de 16 años con su tío, el Dr. Marvin Gross, el 13 de septiembre de 1979. Debido a la promesa que le había hecho al chico, el detective Dear no contradijo los falsos rumores y noticias que se propagaron en torno a la desaparición en los años siguientes.

The Dungeon Master

Finalmente, Egbert se suicidó con una pistola el 16 de agosto de 1980.

Cuatro años después de la muerte de Egbert, el detective Dear reveló la verdadera historia sobre su desaparición en el libro The Dungeon Master (1984).

Antes de las revelaciones del detective Dear, la escritora Rona Jaffe había publicado una historia de ficción basada en las exageraciones de la prensa sobre la desaparición de Egbert, llamada Mazes and Monsters (1981). El libro fue adaptado para una película televisiva: Mazes and Monsters (1982), conocida en España como “Monstruos y Laberintos”.

Mazes and Monsters

Hobgoblin

En 1981 John Coyne, escritor de novelas de horror y suspenso, publicó Hobgoblin. Esta novela utilizó el incidente del caso Egbert como publicidad, al igual que las controversias que se relacionaban con D&D y los juegos de rol en general. Este thriller es sobre un joven, Scott Hobgoblin by John Coyne Gardiner, traumatizado por la muerte súbita de su padre y por la decisión de su madre de aceptar un trabajo como conserje en un propiedad aislada llamada Ballycastle. No aceptado por sus colegas del colegio, Scott se refugia en Hobgoblin, un juego de rol basado en la mitología irlandesa. A medida que progresa la novela, Scott se identifica más y más con su personaje, Brian Boru, frecuentemente pensando en sí mismo como Brian. En un intento de mejorar las relaciones con sus compañeros de clase, Scott los invita a una fiesta de disfraces tematizada con el juego de rol Hobgoblin, en Ballycastle. La tragedia ocurre cuando el supuestamente fallecido y previo dueño de Ballycastle, ahora irremediablemente trastornado, llega a la fiesta y asesina a la madre de Scott y a varios de los invitados. Scott, en su personalidad de Brian, asesina al homicida utilizando el arma que formaba parte de su disfraz.

El caso Pritchard

En 1988, un homicidio en Washington, Carolina del Norte, que involucraba a estudiantes de la NCSU llevó más publicidad desfavorable a Dungeons & Dragons. Se creía que Chris Pritchard había sido el responsable de planear el asesinato de su padrastro, Lieth Von Stein, por su fortuna de u$s 2 millones. Tanto Stein como su esposa, Bonnie, fueron golpeados y apuñalados por asaltantes enmascarados en su habitación, dejando al esposo mortalmente herido y a la esposa lastimada.

Chris Pritchard tenía una larga historia de antagonismo mutuo con su padrastro, y los investigadores estatales descubrieron, en el trascurso del año, que Pritchard había desarrollado algunos comportamientos poco saludables en NCSU. Tenía historial de uso de alcohol y drogas, pero las autoridades de Carolina del Norte también indagaron en su grupo de rol por un “mapa de juego” que detallaba la casa de Von Stein, el cual terminó siendo evidencia física. Los amigos de Pritchard, Gerald Neal Henderson y James “Moog” Upchurch III, estaban implicados en la conspiración para ayudar a Pritchard a asesinar a su padrastro. Los tres jovenes fueron a prision estatal en 1990.

Finalmente, Henderson y Pritchard quedaron en libertad condicional. La sentencia a muerte de Upchurch fue conmutada a perpetua en 1992; está cumpliendo su condena desde entonces.

Blood Games Cruel Doubt

Los autores de crímenes reales Joe McGinniss y Jerry Bledsoe utilizaron el ángulo de los juegos de rol una vez más. Se dio mucha atención a la influencia y poder de Upchurch como director de juego (Dungeon Master). El libro de Bledsoe “Juegos de Sangre” (Blood Games) fue convertido en película, Honor Thy Mother, en 1992. Ese mismo año, el libro de McGinniss fue adaptado a una miniserie para TV de dos partes, Cruel Doubt. En ambos casos, se utilizaron materiales reales de juegos de rol, como dados y manuales de AD&D, implicándolos directamente como causa de los homicidios.

Ejército israelí

El ejército israelí tiene una póliza oficial que desaprueba los juegos de D&D entre sus soldados. Su postura es que D&D hace que los jugadores “estén aislados de la realidad y susceptibles a influencias”. Quienes jueguen D&D verán automáticamente disminuído su acceso de seguridad (security clearance); debido a estas presiones, la mayoría de los soldados que juegan D&D lo ocultan (referencia: Greenberg, Hanan. “Army frowns on Dungeons and Dragons”. ynetnews.com 2007-02-01).

Michael A. Stackpole

Investigaciones clínicas

La American Association of Suicidology, el U.S. Centers for Disease Control and Prevention, y Health & Welfare (Canadá), concluyeron que no hay un vínculo causal entre los juegos de fantasía y el suicidio. En 1990, el escritor Michael A. Stackpole publicó The Pulling Report, una evaluación altamente crítica sobre los métodos de recolección de información, análisis y presentación de informes de Patricia Pulling y BADD.

Incluso fuera de los contextos de BADD, los investigadores han estudiado el impacto emocional de D&D desde la década de 1980. Varios estudios han demostrado que la depresión y las tendencias suicidas no están relacionadas con los juegos de rol, los sentimientos de enajenación/locura no se asocian con la corriente principal de jugadores (aunque aquellos que están profundamente, y por lo general financialmente, comprometidos con el juego tienden a tener estos sentimientos), y de acuerdo a un estudio “no hay correlación significativa entre jugar juegos de rol durante años y la estabilidad emocional” (referencia: Simon, Armando (1987). “Emotional Stability Pertaining to the Game of Dungeons & Dragons”. Psychology in the Schools. pp. 329–32.)

Actividades de pandillas

En 2004, la prision Waupun de Wisconsin prohibió los juegos de D&D, argumentando que fomentaba las actividades relacionadas con pandillas. La póliza entró en vigencia gracias a una carta anónima escrita por uno de los presidiarios, afirmando que los cuatro prisioneros que jugaban D&D estaban formando una “pandilla”. Cuando la prohibición entró en vigencia, la prisión confiscó todo el material relacionado con D&D.
El prisionero Kevin T. Singer, un jugador de rol dedicado, quien fue sentenciado a cadena perpetua por homicidio intencional en primer grando, trató de levantar la prohibición alegando que violaba sus derechos de la primera enmienda. Sin embargo, el 25 de Enero de 2010, el U.S. 7th Circuit Court of Appeals confirmó la prohibición como una “póliza razonable”.

US court: D&D not a right for convicted murderer

Conclusión final

Obviamente, como está dicho en muchos libros o manuales de rol, se debe separar la fantasía del juego de la vida real, pero incluso en el caso de individuos que no hacen esa separación, no se debe tomar como culpable a los juegos de rol. Cabe recordar que hay juegos de PC que simulan con máximo detalle la guerra, el vandalismo y demás crímenes y delitos, pero no por ello se los debe tomar como amenazas. Los juegos de rol, tanto como lo puede ser un juego de ajedrez que representa la confrontación entre dos fuerzas en un campo de batalla, deben ser tomados con respeto, interés, entusiasmo y conocimiento sobre el tema. La realidad es que delincuentes, o gente peligrosa, pueden ser encontrados en cualquier ámbito de la vida, ya sean de juegos como de la sociedad. Culpar a los juegos de rol de los crímenes no es excusa para dejar de lado los problemas que verdaderamente acarrea esta sociedad.


Controversias

Las Crónicas del Valle del Nentir sandman